Giovanni Maciocia ha sido bautizado como el padre de la medicina china en occidente y no es para menos. Desde 1974 se dedicó en cuerpo y alma a la medicina china, tanto con sus pacientes en su consulta de Amersham, Inglaterra, tanto con sus lectores, publicando 8 libros entre los cuales destacamos la seminal obra de referencia los Fundamentos de la Medicina China, y por supuesto, con su enseñanza y transmisión, siendo uno de los docentes y conferenciantes de más actividad y reputación en occidente.

No debió ser fácil estudiar medicina china en 1974. China seguía herméticamente cerrada, no había libros disponibles, y aquellos disponibles eran o bien en francés o bien traducidos del francés. No había escuelas de acupuntura. No había Amazon, no había Google, no había ninguna facilidad, no había a quien preguntar…

Giovanni fue pionero en el campo de la medicina china, estudiando en 1974 un curso de acupuntura en Inglaterra de dos años de la mano de su primer profesor, Van Burren. Nada más entrar en su segundo año de estudios, la escuela (¡que contaba con menos de 10 alumnos!), le pidió hacerse cargo del grupo de primer año. Así fue como inició su andadura como profesor.

 En 1980 pudo unirse al primer grupo de occidentales que viajaron a china como parte de un curso básico de acupuntura que organizaba el gobierno chino. Un contacto con una china muy diferente de la cual conocemos hoy en día.

Tuve el honor y privilegio de aprender y colaborar directamente con el desde febrero de 2010.

A lo largo de estos 8 años, aprendí, compartí, crecí, y me maravillé una y otra vez con su generosidad, dedicación, y profunda sabiduría. Compartimos días y días, visitándole dos veces en su casa de Santa Bárbara, California, donde residía.

Giovanni era un erudito de la medicina china. Podía citar perfectamente cualquier capítulo del Su Wen por ejemplo, y explicarte perfectamente cuales eran las influencias Confucionistas, Legalistas o Taoístas en ese mismo capítulo, a la par que las comparaba con las filosofías imperantes en occidente en aquellas epoca. Una riqueza intelectual tremenda le permitía establecer ese tipo de puentes y observaciones. Cada vez que viajaba a Madrid, nos escapábamos para ir al museo del Prado y del Reina Sofía para ver las obras de Goya y de Picasso.

En su afán por desentrañar las profundidades de la medicina china, aprendió él solo a leer y hablar chino. De hecho, más de la mitad de su extensa biblioteca, se componía de clásicos y literatura en chino. No se fiaba de las traducciones de los clásicos chinos, y por ello quiso navegar él solo entre los clásicos. Aprendió a leer con un diccionario, con tarjetas repletas de caracteres hechas a mano y fotocopiadas, y a hablar con un método de idiomas en cassette que se ponía todas las noches en su coche al terminar con sus pacientes.

Giovanni era una persona generosa por naturaleza. Respondía pacientemente a cada uno de los correos electrónicos que recibía a diario de terapeutas y alumnos con infinidad de dudas. Enseñar era su pasión. Era su motivo de vida. De hecho, hasta dos días antes de fallecer, seguía contestando correos electrónicos de alumnos.

Como profesor logró sintetizar y explicar de forma organizada y concisa aquello que parecía un caos. A él le debo tener unas bases sólidas y unos buenos fundamentos, y la pasión. Hizo lo posible de lo imposible. Siempre estará en mi corazón.

Giovanni, buen viaje amigo mío. Te echaré mucho de menos. Fue un placer y un privilegio poder estar a tu lado todos estos años.

Tu alumno siempre,

Jason Smith

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
X

Contraseña olvidada?

Crea tu cuenta

Curso Vasos Maravillosos

Suscríbete y obtén GRATIS

Vídeo exclusivo de El Canal del Corazón, además de otros contenidos exclusivos, ofertas e información detallada sobre nuevos contenidos, eventos y demás.

Te has suscrito con éxito! Ahora revisa tu email ...