El pulso está en el cerebro (por Jose Sánchez)

El pulso está en el cerebro (por Jose Sánchez)

Lo vas a comprender en unas líneas.

 

Primero tienes que tocar.

Pones los dedos en una posición concreta de su muñeca (recuerda que en los libros se dictan posiciones y posiciones, pero es mejor saber porqué una es la idónea).

Segundo tienes que sentir el pulso.

En tu piel hay determinados receptores sensoriales con un campo perceptivo diferente. A mayor número de receptores y tamaño del campo perceptivo más información viaja al cerebro, es decir, que el tamaño de tus órganos en el cerebro no es igual al físico. Tenemos grandes regiones para áreas sensitivas: manos, genitales, cara, lengua.

No es extraño por tanto usar los dedos para sentir.

 

El pulso por tanto está en el cerebro. ¿Qué quiero decir?

Que partiendo de una posición correcta y muchas lecturas del mismo dirigidas (con un fin muy concreto) puedes por mecanismo de feedback mejorar y acrecentar la sensibilidad específica no de tus dedos, sino de la ruta neuronal que ha aprendido a leer y sentir el pulso.

No tiene más misterio que eso.

Al igual que puedes aprender a tocar el piano decentemente, se aprende el pulso. No se empieza por la Traviatta ni se intuye, sino que se aprenden notas. Si algún virtuoso aprendió sin esfuerzo (no es el caso de Mozart que acumuló 20000 horas de práctica ya en la niñez), pues genial por su don “divino”, pero los humanos aprendemos con neuroplasticidad básicamente: estímulo, hipótesis, feedback y corrección de la hipótesis. Esa hipótesis evidentemente no es subjetiva, te la da el método.

El tacto es un sentido poco estudiado aún.

Para los neurocientíficos nos es mucho más fácil diseñar estudios del sistema visual o auditivo, pero cuesta investigar el sentido háptico. Es por ello que tiene un potencial oculto que se desvelará como algo increíble con el paso de los años.

Por el tacto percibimos el mundo cuando somos bebés, y por el tacto somos Homo Sapiens Sapiens. Basta ver lo que provoca la ausencia de tacto y contacto en mamíferos primates como nosotros: desórdenes del neurodesarrollo y la personalidad tienen su origen en falta de amor y tacto en edades tempranas. Bien lo sabemos por los niños criados en orfanatos en algunas culturas totalitarias.

El pulso de la MTC utiliza el tacto, es evidente. Si no necesitara de tacto, no tocarías la muñeca del paciente, así de sencillo.

Pero no te confundas. Los sentidos no son nada esotéricos, por mucho que alguno te lo venda así. Son ante todo, profundos. Y la profundidad del desarrollo del tacto es inmensa y la da una práctica en un orden y dirección concretas.

Por eso tener una metodología que entienda:

  1. la posición correcta
  2. el desarrollo de la sensibilidad de los dedos
  3. la potenciación de las rutas sensoriales del cerebro en respuesta al feedback
  4. la distinción posterior gradual
  5. las patologías según esta lectura táctil

 

tiene un valor incalculable.

No solo por su increíble potencia, sino además por lo importante que es aprender con una estructura lógica.

Afortunadamente tu cerebro tiene un umbral de neuroplasticidad aceptable. Puedes entrenar tus dedos en solitario (te explicaremos cómo) y jejeje, verás como las cosas cambian.

¿No te lo crees?

Mira qué cosas hacemos en neurociencia. Fíjate en el dibujo que acompaña esta entrada.

 

En la imagen del cerebro ves la región sensorial de unos dedos de la mano derecha, en el lado izquierdo de la corteza. Tras la amputación del segundo, el área sensorial del dedo desaparecido ha sido cubierta por el primero y el tercero. Esto ocurre en meses…

El pulso está en el cerebro, te lo dije. Y si necesitas más ejemplos de todo esto, te puedo compartir decenas de explicaciones y datos, que no opiniones subjetivas.

Si somos capaces de aprender a sentir más tras un dedo amputado, va a ser que tú vas a aprender lo nunca visto aquí, bueno lo nunca tocado mejor dicho.

 

No te lo pierdas. Tocarás la MTC hasta lo profundo.

Es cuestión de tacto y cerebro.

Y nos quedan 16 plazas… y una todavía es para ti.

Especialista en pulso y M.T.C

 

No Comments

Post A Comment