Sobre el Shang Han Lun, Giovanni Maciocia y la fitoterapia china